User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Ignacio Parma es uno de los más grandes impulsores del deporte de los reflejos en América, publica la revista SquashGlobal que incluye contenido técnico, estratégico e informativo de todo lo relacionado con el deporte de los reflejos.

Ignacio tuvo la oportunidad de participar y exponer en una cumbre realizada en Polonia, ahora, lo entrevistamos y nos comenta sus impresiones de su visita, que temas expuso, como fue la reacción de la audiencia, cuales fueron los temas más importantes para el público, que sigue para el deporte en América entre muchos otros temas de interés general para la comunidad del squash.

Aquí incluimos la entrevista íntegra de Ignacio Parma.

1) ¿Cómo te sentiste al llegar a Polonia?

Me senti muy bien, espectante, viendo todo lo previo, sobre todo las exposiciones de los dias previos a mi turno, hablando bastante con otros coaches, lo que me sirvió de mucho y cuento en esta nota.

2) ¿Tuviste una recepción especial? ¿con miembros de la WSF?

No, creo que a todos nos recibían de igual manera, de nada especial. Si ya habíamos acordado un mes antes de llegar a Polonia, tener una reunión con la WSF por la realidad del squash en la región panamericana y especialmente latinoamericana, reunión que se concretó como estaba previsto.

3) ¿Preparaste algo adicional al hablar con la gente de la WSF en Polonia?

Si, llevamos varios informes y proyectos para trabajar junto a la WSF. Aun no puedo dar precisiones al respecto.

4) ¿Qué tema presentaste en la primera conferencia?

Biomecánica del squash y prevención de lesiones. Prepare las dos charlas de manera unificada usando a la biomecánica y a la técnica correcta del squash, algo que se está lamentablemente dejando de lado en la enseñanza, como herramientas de diagnóstico y prevención de lesiones.

5) ¿Cambiaste algo o agregaste algo al tema? 

No hizo falta, mis charlas fueron en el tercer día del congreso, entonces los dos primeros días me sirvieron para escuchar y ver a otros entrenadores, ahí me di cuenta y confirme algunas dudas que tenía referidas a lo que se estaba enseñando en el resto del mundo, lo que realmente hace falta reforzar, lo que se sabe en el mundo sobre estos temas, y muchas conclusiones más.

6) ¿Tuviste muchas preguntas?

Si, más que nada varias horas después de las charlas, ya que entre exposiciones no hay momentos libres. Además de a poco se iba rompiendo el frio entre los colegas. Pero como era un tema que mayormente se desconoce en el mundo del entrenamiento, despertamos muchas consultas, las hacían como jugadores y como entrenadores.

8) ¿Hubo algún tipo de polémica por tu conferencia?

No, al contrario.

9) ¿Cómo te sentiste al final de la primera conferencia?

Muy aliviado, fueron días previos de muchos nervios, no por lo que sabía y debía decir, sino por como lo recibirían, más que nada de alguien que viajaba de esta parte del mundo. Un buen recuerdo fue lo que me dijo el entrenador del 3 del mundo, Mohamed El Shorbagy, es el coach inglés Hadrian Stiff: “Teníamos muchas dudas y curiosidad por escucharte ya que desde dónde vienes no tenemos ninguna referencia, y la verdad es que te felicitamos y nos has sorprendido muy gratamente”.

10) ¿Hubo alguna participación que enriqueciera o permitiera aclarar algún punto de tu primera presentación?

Sobre todo la mayoría de las preguntas y aportes confirmando lo que decíamos, surgieron luego de la segunda charla, ya los entrenadores estaban más en confianza y además vieron que los más referentes, sobre todo los ingleses, se mostraban contentos y a favor de lo que decíamos, eso ayudo a que todos se abrieran aún mucho más. Luego lo gracioso, es que los dos días posteriores, en los desayunos y comidas o viajes en el bus, no paraban de preguntarnos cosas.

11) ¿Evaluaron tu conferencia? ¿Cómo sientes que recibieron el tema?

Mira, según dichos del CEO de la WSF, le habían contado que estaban todos muy contentos. Además uno se da cuenta en cómo te tratan, la cara que ponen, y que la mayoría me diera sus tarjetas personales y me pidieran la mía es un buen síntoma.

13) Ya conociéndote, ¿se incrementó la asistencia en la segunda conferencia?

Fue la misma que la primera, lo que también es bueno, ya que en algunas charlas y temas, no todos asistían.

14) ¿se enriqueció la conferencia con los comentarios?

Eso no me corresponde decirlo a mí o a los colegas latinoamericanos que fuimos, te propongo escribas a la WSF a ver que te dicen.

15) ¿La WSF te dio alguna retroalimentación por las conferencias?

Simplemente que les gustó mucho a todos y muchas felicitaciones.

16) ¿hablaste de temas adicionales con la WSF?

Si, muchos. Me los reservo para contarlos en otro momento, pero quienes me conocen ya deben saber de cuales se tratan.

17) ¿hablaste de temas adicionales con los participantes de las conferencias fuera de los tocados en tus presentaciones? 

Hablamos de que debe haber una mayor comunicación entre los entrenadores de todo el mundo y la necesidad de unificar conceptos básicos del squash para evitar que sigan apareciendo las famosas “escuelas” que solo se sustentan en un campeón del mundo esporádico y en base a eso hacen mucho marketing.

18) ¿fueron estos temas enriquecedores de tu experiencia?

Sí, mucho, desde cada exposición de cada colega, desde cada charla en cualquier momento del día con algún entrenador, todo sirve y suma, lo nuevo que se aprende, lo que uno considera que no le sirve, también para confirmar que se está en el camino correcto, que se confirma lo que no se quiere hacer, muchas cosas positivas.

21) ¿cambiarías algo de tus presentaciones?

No, pero si falto tiempo para poder responder más preguntas y explicar de manera más detallada varias cosas.

23) ¿volverás a presentar en otra conferencia de la WSF? si es así, ¿qué tema o temas expondrás?

No lo sé, el próximo congreso es en 2016, si me invitan nuevamente con gusto iré.

24) ¿Qué imagen tiene la WSF del deporte de nuestra zona (América, países de habla Hispana)?

Preferiría decir que no tiene.

25) ¿hubo asistentes tanto masculinos como femeninos? ¿De qué género había más asistentes?

Si, de ambos sexos, pero mayormente en un 85% de hombres.

26) ¿Interactuaste con conferencistas internacionales? me refiero a si intercambiaste puntos de vista o comentarios.

Si, más que nada de los temas de mis exposiciones y de la necesidad de volver a enseñar los conceptos técnicos básicos del squash, dejar de tener jugadores maratonistas y tener jugadores más técnicos.

27) ¿asistió alguien de América Latina?

Sí, me ayudo en las presentaciones Fernando Molina de Argentina, y además asistieron como parte de la Escuela Latinoamericana los entrenadores Pedro Pinto (Colombia) y Renato Gallego (Brasil) todos dejaron una gran impresión por sus aportes en todas las charlas, tanto las mías, como las de otros entrenadores. La WSF destaco nuestra participación grupal en todo el congreso.

29) ¿tuviste contacto con jugadores de otros países? ¿Quienes?

Con el que mayor contacto y varias charlas tuvimos fue con James Willstrop, una persona muy agradable, muy dispuesta, simpática y sobre todo hablamos con él y su padre, un personaje de aquellos ¡quien lógico era quien más nos miraba de reojo y desconfianza sobre lo que podríamos aportar¡ Lo bueno es que al final de la última exposición, eso sí, sin que nadie lo vea, me felicito por todo lo mostrado, estoy seguro que le costó mucho hacerlo, lo que hace más interesante su felicitación.

30) ¿qué fue lo que más te gustó de esta experiencia?

Confirmar que el camino por el que vamos es el correcto, sentir reconocimiento de parte de los mejores entrenadores del mundo y de la WSF era algo que no pensaba ya recibir, lógico que no fui a buscar eso, pero debo reconocer que es una caricia para el alma. 

Además profundizar la idea de grupo y equipo de trabajo junto a Fernando Molina, Pedro Pinto y Renato Gallego, que pudieron asistir, más a otros colegas que estaban presentes a la distancia, como Galileo Climaco, y muchos más, que seguimos trabajando y luchando por un squash latinoamericano más digno, con mejores posibilidades de trabajo para todos, que insistimos en que no hace falta viajar miles de kilómetros para entrenar y aprender, que seguimos en la tarea de demostrar que en Latinoamérica hay material de sobra, hay conocimientos, hay pasión por lo  que hacemos. ¡Que todos entiendan, sean padres, jugadores y dirigentes, de que en Latinoamérica está la materia prima, aprovéchenla!

Cuando veo que viajan a Canadá o a Egipto a entrenar, a aprender, me quiero matar. La falta de información o la información interesada, hace que ocurra esto. Si no se sabe realmente lo que se quiere, no se sabe que squash se quiere practicar es fácil caer en la trampa. Esto es culpa también de nosotros. 

Deberían ver bien sus objetivos, solo buscan hacer kilómetros y cuanto más lejos se viaje más se aprenderá. Por más que Egipto sea cuna de muchos campeones juveniles y tenga muchos jugadores top, hay que saber bien como se entrena allí, porque razón verdaderamente salen estos campeones. Conocer bien porque se da esto. El apoyo económico con que cuentan, la gran cantidad de torneos internacionales que tienen la posibilidad de participar, la gran competencia interna que tienen, son factores, y muchos más, que hace que surjan muchos jugadores destacados, sin hablar lógico de que allá es un deporte popular. No menciono el tema de la veracidad de las edades de algunos deportistas del continente africano, es sospecha en todos los deportes y de hace muchos años. La idiosincrasia del deportista de ese país, saber si se dedican exclusivamente al squash y dejan de lado sus estudios, en fin, es muy largo el tema, pero alguna vez hay que decirlo.

Ya que hablan de campeones, dime tú si sabes cuantos campeones, y ni te digo campeones, nombra jugadores top de Canadá tanto en mayores y en junior. ¡NO hay! y no los hay desde hace 30 años, desde la aparición de Power, es que vienen hablando mercadotécnicamente de la escuela canadiense. Señores, no existe tal cosa, vean los resultados si es que solo buscan campeones. Vean e interiorícense del sistema de trabajo en Egipto antes de gastar fortunas. Te aseguro que si en cualquier país de nuestra región, someto, si uso ese verbo, a un mes de trabajo físico y a jugar partidos, en jornadas de doble y triple turno, a cualquier jugador con mínimas condiciones técnicas y mentales, te aseguro que mejora un 300% y encima pagando la décima parte. Y ni te cuento si encima le enseñas a jugar con la técnica correcta, que lo ayudara a optimizar sus movimientos y a no lesionarse, a desplazarse como se debe, a tener variantes además y a que identifique su propio estilo de juego en base a sus características personales y al squash que se le quiere enseñar, que esa idea sea compatible con sus características personales. Todo eso y muchas cosas más se pueden hacer aquí en Latinoamérica. Es la manera integral de trabajar.

¡O la escuela pakistaní! ¿Dónde está? ¿Dónde estuvo? ¿Alguien se preocupó por averiguar? Es muy fácil ponerme de apellido Khan y trabajar. En Pakistán no hay sistema alguno de enseñanza y de entrenamiento, nunca lo hubo, simplemente al talento natural del deportista de esta parte del mundo, muy similar a la nuestra le agregan un trabajo cuasi militar. Siempre se manejaron por transmisión oral, si, aun en el 2014. No se confundan con que entrenar es correr por toda la cancha horas y horas, son formas de trabajo antiguas que está demostrado no sirven, lastiman a los deportistas y más si son jóvenes. Como en ese país hay miles de jugadores dispuestos a una vida mejor a través del squash, al igual que en Egipto, ya que las otras alternativas se imaginaran no son muy atractivas para la vida, ven al squash como la salvación, entonces la exigencia es tan grande que solo llegan los más fuertes.

Y además se olvidan de que el squash es una herramienta para formar a mejores personas, ese es el principal concepto, no es “sacar” campeones. Eso es una consecuencia que muy pocas veces se cumple, rara vez. Lo importante es que cada jugador de la edad que sea, sepamos llevarlo al máximo de sus capacidades y llegue a donde llegue en su campaña deportiva, nosotros, sus entrenadores, hayamos sido capaces de ayudarlo a ser mejores personas.

Cuando un entrenador tiene la suerte de contar entre sus alumnos a un gran talento, no es debido a su gran capacidad como entrenador, es solo suerte y a la vez representa un gran desafío para el que hay que estar preparado, ya que en todos esos casos, nosotros, los entrenadores, tenemos más posibilidades de perjudicar el desarrollo de ese talento que de las chances de ayudarlo de la mejor manera, o sea, son más los errores que los aciertos que podamos cometer, y cuanto más preparados estemos vamos a minimizar nuestros errores y aumentar los aciertos. Muchos jugadores llegan a ser campeones “a pesar de su entrenador, no gracias a su entrenador”, ya que son campeones pero nunca llegan al máximo de su potencial y también acortan, por el mal entrenamiento y mala enseñanza, en muchos años su carrera deportiva. ¿Están claros estos conceptos?

El tema de dejar los estudios es muy importante. Conozco muchos casos del pasado y del presente, de chicos que motivados por sus propios padres/entrenadores dejan de estudiar por dedicarse a jugar profesionalmente. Ojala les vaya súper, pero es muy arriesgado. Además otro tema que debemos debatir y que se debatió en el congreso, como todos estos que estoy hablando ahora, no son solo ideas mías, es el tema de si los padres ex jugadores están realmente capacitados como entrenadores y también de si los ex grandes campeones están capacitados, cognitiva y mentalmente, para enseñar, para “dar” al otro o siempre va a continuar el egocentrismo que tuvieron que construir para su carrera deportiva individual.

Son muchos temas que se hablaron, se contaron experiencias que ilustra y fundamenta la realidad.

32) ¿cuál es la enseñanza principal de tu exposición (personal)?

Que si los entrenadores latinoamericanos queremos ser más tenidos en cuenta y queremos realmente el lugar que reclamamos merecer, debemos seguir estudiando, estar actualizados, debemos ser sinceros con nosotros mismos y asumir el lugar en que estamos y hacia donde queremos llegar, y esa meta se alcanza estudiando, trabajando día a día con real vocación y pasión. Que si se es entrenador o un ex jugador que nunca se capacito, y le ofrecen ser entrenador de las selecciones de su país, asumir que no se está preparado para semejante tarea y no solo por amiguismo, por conveniencias personales o por mera política viajar al frente de jugadores cuando no se está a la altura de esa situación. La honestidad intelectual hay que ponerla en práctica, no solo hablar por hablar cosas bonitas al oído de los demás.

Que armar una escuela de menores no es tan fácil como se cree y como se pretende hacer, hay que estudiar, se trabaja con chicos, ni más ni menos.

International Squash Másters

Radio Squash

Empresa en la Nube

Sitio web en venta

Busca en CyberSquash

London Squash Club

Anúnciate con nosotros

Squash Global

Donaciones

Go to top

 Patrocinado por

 

 

 

CyberSquash 2016, todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total sin previa autorización por escrito de faltami@gmail.com.

CyberSquash 2016, all rights reserved, copyright CyberSquash.com.mx, copy of any content is forbidden without authorization of faltami@gmail.com.