User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Comprendiendo el punto T

Si has decidido tomar muy en serio al squash en tu vida, entonces debes comprender mucho mejor el punto T. La T se localiza en medio de los puntos de saque de la cancha.  

Se caracteriza por ser la mejor posición ofensiva y defensiva. Con lo anterior ya mencionado, hay un aspecto que vale la pena mencionar. La clave es cómo utilizar la T para crear ventaja táctica. 

Pero antes de adentrarnos en el punto T, necesitamos comprender un poco más al squash.

El squash es un juego de tácticas sobre todo. Esas tácticas incorporan el golpeo de la pelota, moviéndose en forma adecuada. En términos del squash, es la ejecución del movimiento, el trabajo con los pies y la anticipación. Todas estas áreas necesitan un punto de partida. El mejor punto es la T. Una vez que el jugador comprende la importancia de este punto bastantes llegan a mejorar mucho su nivel en partidos que son de larga duración y de mayor intensidad.

Dentro del juego avanzado del squash es fácil observar las emociones del deporte. Trato de decir que comienzas a observar patrones en el juego de tu oponente y poco a poco vas descifrando sus debilidades. Comienzas a pensar como tu oponente. Y sientes que pues estar dentro de su cabeza anticipando sus movimientos. En este punto el partido está ganado no sólo en la cancha sino en la mente de los jugadores. En esencia, aprendes a pensar como la persona contra la que estás jugando y puedes decodificar su juego. Esta vinculación aísla a los jugadores donde el universo está limitado a la cancha y por consiguiente lo importante de la batalla se encuentra en sus manos.

En niveles de squash avanzado los jugadores utilizan más sus instintos. Una vez que esto pasa, los jugadores descubren cómo leer los instintos de su oponente y sólo entonces podrán migrar su técnica y acondicionamiento a la esfera mental. Una vez ahí, un jugador comprende que sólo con instintos e ingenio, él o ella son capaces de ser más listos que su oponente. Una forma de aplicar tus instintos es colocando trampas. El mejor lugar para ubicar trampas es el punto T. Sólo con esta comprensión del juego mental, el squash puede ser completamente explotado a partir de una estrategia victoriosa. Y entonces el squash se vuelve interesante.

Pero el squash también es un juego de técnica, uno no puede olvidar el hecho de que el squash requiere de horas de práctica y entrenamiento y con ello los instintos pueden ser activados y con ello pueden igualmente madurar. Yo invito a cada jugador tomar el punto T. No es fácil, pero con el correcto entrenamiento y concentración, te encontrarás en el momento y lugar correcto. Ahora hablemos de cómo la T es utilizada por los profesionales.

Cómo utilizan los profesionales el punto T

Pensemos que te encuentras en un partido muy fuerte con igualdad de nivel. Los partidos son largos e intensos. Los jugadores quienes mejor utilizan el punto T para su ventaja, podrán ganar el partido. Eso es muy bueno, dije, "utiliza la T", no "recupera la T" más rápido o con mayor eficiencia.

Si un jugador experimentado ve que su oponente no recupera la T en forma adecuada, lo toma como oportunidad para meter un tiro. Regularmente al inicio de un partido, ambos jugadores se encuentran frescos y recuperar la T es algo constante. Pero, una vez que el jugador da las primeras señales de fatiga, entonces, recuperar el punto T es menos eficiente y las posibilidades para tener el error crecen. Cabe aclarar que es mucho mejor aplicar las tácticas del punto T cuando tu oponente se encuentra cansado. En este momento es cuando los jugadores profesionales usan más el punto T para agotar a sus oponentes con tiros.

¿Cómo utilizar el punto T para manipular los tiros de su oponente? La regla más simple para usar el punto T es que, cualquier jugador que la aborda directamente antes que su oponente obtendrá un tiro defensivo por parte del mismo. Esa es la clave. ¿Qué sucede si te ubicas un poco más a la derecha del punto T? El oponente intentará atacarte desde tu retaguardia (para jugadores diestros). Si te ubicas un tanto más a la izquierda, tu contrincante intentará pasarte por enfrente o intentará cruzar la cancha, intentando llevarte a la esquina. Estos son escenarios típicos. Y tendremos que hacer las maniobras necesarias, los movimientos, para hacer que tu oponente piense que has recuperado el punto T y con ello hacerlo creer que la ha perdido. Este tipo de engaño es utilizado por los profesionales en momentos en los que vale la pena hacer caer a tu oponente en ese tipo de trampa. 

Colocando la trampa

Sé que se escucha un tanto furtivo, pero cuando cualquiera de nosotros sabemos que ganar y perder en el squash es algo personal y cuando puedes colocar una trampa, harás lo que sea para que así sea. Esta clase de pensamiento es parte importante de la construcción mental de tu juego y debe ser usada para desarmar el juego mental de tu oponente.

Piensa acerca de ello. Una vez que has colocado en forma exitosa una trampa desde la T, y que tu oponente sabe que ha caído en la trampa, comenzará a dudar en la forma en la que debe anticiparse a tus acciones. Una vez que entras en la mente de cualquier jugador de squash, especialmente en un partido intenso, entonces enfocarán su juego en una estrategia no bien planificada. Esto como podrás ver, es lo que estábamos buscando para ganar.

Otro ejemplo es hacer que tu oponente sienta que has tirado en forma correcta de cierta manera distinta. Esto es diferente a pararse en forma incorrecta del punto T, el obligar a que tu oponente meta cierto tipo de tiro. Acometer en nuestro caso significa el prepararse para responder un tiro con cierta ventaja. Usualmente este tipo de trampa trabaja mejor cuando tu oponente se anticipa a meter un tiro, hacerle creer que no sabes de dónde vendrá pero contestárselo hacia la pared trasera. Tu oponente se mantendrá en alerta de tu acometida. Él o ella responderán golpeando con todo hacia el frente de la cancha. Utiliza la posibilidad de meter tiros "ciegos" tomando la oportunidad de cambiar de dirección hacia adelante. Ten en mente que trabaja mejor después de que te has familiarizado con el juego de tu oponente y cuando él o ella ya se muestran cansados. Si las cosas van tal como las has planeado, tú deberás estar entonces al frente de la cancha a punto de meter sólo tiros ganadores mientras que tu oponente pensará que deberá moverse hacia atrás. 

Un ejemplo adicional es cuando tu oponente se encuentra en una esquina trasera y tú comienzas a moverte hacia la derecha creando la impresión de que piensas que tu oponente está cruzando la cancha con la pelota. Tú oponente responderá tomando una respuesta atípica y errónea, pero él o ella intentarán golpear con mayor intensidad para derrotarte. Le habrás dado a tu oponente una falsa impresión de acometida y ellos golpearán en forma incorrecta. Con la pelota ahora viajando de vuelta hacia ti con un ritmo rápido, habrás creado un movimiento de apertura correcto para interceptarlo y con ello parar la pelota más pronto de lo esperado, atrapando a tu oponente detrás de ti. Tu trampa acometida en este caso causará un cambio en el tiempo a tu favor.

Ten en mente que manipular a tu oponente de esta forma toma práctica y lleva implícito un segundo tiempo, lo cual significa que contestará en forma errónea. Estar detrás de la línea te llevará a estar seguro de que estás pegando bien. Sabrás siempre cuando es el tiempo adecuado.

Usa la T a tu favor

La victoria en el squash necesita de una variedad de tácticas que dependerán del tipo de jugador que seas y de los tipos de jugadores que vengan a ti. Pero, una cosa es cierta - tu oponente golpeará cuando tú te encuentres preparado para contestar. Aprende no sólo a disfrazar tus tiros sino también tus movimientos. La manera en la que ejecutes un tiro y tu posición en la T pueden ambas ser manipuladas para que tu oponente no sospeche que ha caído en una trampa.

Saber esto en forma temprana en el desarrollo de tu squash puede ser algo crítico. Los profesionales utilizan este tipo de trampas porque es una de las mejores formas para ganar la batalla mental. Así que comienza utilizando la T no sólo desde el mejor punto de recuperación, sino también desde el punto para manipular a tu oponente hacia el próximo tiro.

Sakhi Khan

International Squash Másters

Radio Squash

Empresa en la Nube

Sitio web en venta

Busca en CyberSquash

London Squash Club

Anúnciate con nosotros

Squash Global

Donaciones

Go to top

 Patrocinado por

 

 

 

CyberSquash 2016, todos los derechos reservados, prohibida su reproducción parcial o total sin previa autorización por escrito de faltami@gmail.com.

CyberSquash 2016, all rights reserved, copyright CyberSquash.com.mx, copy of any content is forbidden without authorization of faltami@gmail.com.